Naming: la importancia de un buen nombre para nuestra estrategia de Branding

naming
COMPARTIR

Leímos una vez un artículo acerca de la singularidad de algunos de los nombres de los locutores de radio que se nos quedó grabado. La pieza partía de la premisa de que todos los reporteros de la NPR (la radio pública estadounidense) tienen nombres bonitos o biensonantes y el autor se preguntaba por qué. Los motivos, que son varios, fueron desentrañándose a lo largo del artículo, y varios de ellos nos vienen a nosotros al pelo para hablar de la importancia del Naming en nuestra estrategia de Branding.

Y es que, aunque no se dice claramente, del artículo se desprende que una de las razones principales por las que los nombres de los reporteros de esta emisora suenan tan bien a sus oyentes, -compuestos mayoritariamente por personas con una cultura general media-alta, interesadas en los análisis políticos nacionales e internacionales, en la divulgación científica y en las Artes-, es porque son originales y su público objetivo los asocia a personalidades igualmente singulares.

La explicación de la originalidad de sus nombres, sin embargo, no es tan original: y  es que, como la NPR tiene una plantilla tan multicultural, la mayoría de los nombres y apellidos son extranjeros, lo cual explica su exotismo. Porque el nombre de Silvia Poggioli puede sonar inusual en Nebraska, pero es tan común en Italia como el de Lourdes García Navarro lo puede ser en España o el de Yuki Noguchi en Japón. Igualmente, se explica en el artículo, que a lo largo de la historia de la emisora, se han dado muchos casos de locutores que han modificado sus nombres, -incluso aunque sólo fuera ligeramente-, para darles un toque más radiofónico. Porque entienden bien cuál es la importancia de elegir un buen nombre.

¿Qué es el Naming y por qué es tan importante? 

El Branding es, como ya os contábamos anteriormente, la estrategia que utilizamos para conseguir que lo que queremos reflejar acerca de nuestra marca sea lo que el usuario perciba como mensaje. Y uno de los elementos más importantes del branding es el Naming o elección del nombre de una empresa, marca, producto o concepto. Elegir un buen nombre para un producto o un proyecto empresarial no es tarea fácil: es una decisión crucial e irrepetible de la que dependerá buena parte del éxito de nuestra iniciativa. Ha de tenerse en cuenta que el nombre elegido será el eje central de nuestra identidad y el mensaje más visto, leído y escuchado de nuestra marca.

Decantarse por una denominación u otra significa pensar en los valores que queremos transmitir, en cómo percibirá este nombre nuestro público objetivo y en la capacidad de diferenciarse de la competencia, entre otras cosas. Debemos tener claro que este proceso sólo ocurrirá una vez en la vida de nuestra marca y, por tanto, debemos actuar con responsabilidad, pero con la suficiente creatividad que nos permita descubrir un nombre único, con personalidad y eficaz.

Pero, ¿qué es un buen  nombre? ¿cuáles son las características que tiene que tener? Pues según los gurús, un buen nombre tiene que ser:

  • Memorable y llamativo
  • Relevante o representativo
  • Breve
  • Original
  • Coherente
  • Legible y pronunciable
  • Registrable
  • Adecuado para nuestro público objetivo

Aparte de todo esto, uno de los factores más importantes para la elección de un nombre en caso de tener una empresa con posibilidades de expansión internacional, o un producto que vaya a ser exportado, es el tema de los significados en otros idiomas. Y los ejemplos de abajo… No son los buenos. 😉

importancia del namingimportancia del namingimportancia del naming0

En el caso de la Agencia Maldon, nosotros trabajamos con campos semánticos y conceptos visuales/emocionales para buscar nuestro nombre, ya que queríamos una denominación orientada a todos los mercados (a nivel de pronunciación y legibilidad), pero que derrochara “malagueñismo” por los cuatro costados. Para encontrarlo, hicimos un gran trabajo de brainstorming entre todo el equipo hasta que dimos con Maldon: a la vez singular y llamativo, breve, fácil de pronunciar en cualquier idioma, original, coherente y con una historia detrás.

Las palabras tienen poder, crean sensaciones y nos sugestionan. En Maldon trabajamos con conceptos que generan valor y desarrollamos estrategias creativas para ayudar a nuestros clientes a construir el mejor nombre para su marca. ¿Necesitáis ayuda para encontrar vuestro nombre? Pues ¡ni lo dudéis un segundo!

¡Llamadnos (como queráis, pero llamadnos)! 🙂